Síguenos en Twitter

Búscanos en Facebook

Suscríbete a nuestro canal de videos

Sangrados repentinos y prolongados indican hemofilia: Salud

16 de Abril de 2019
La mayoría de las hemorragias tienen lugar en las articulaciones o músculos, indica la dependencia en el Día Mundial de la Hemofilia
La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado dijo que ante hematomas extensos, sangrado dentro de los músculos y las articulaciones y espontáneo o repentino dentro del cuerpo sin que haya un motivo claro, así como hemorragia prolongada después de cortarse, sacarse una muela, someterse a una cirugía o luego de una lesión en la cabeza es importante acudir a atención médica porque se puede tratar de hemofilia o trastorno de la coagulación de la sangre.

En el marco del Día Mundial de la Hemofilia, en el que este año se enfatiza la importancia de la concientización e identificación de nuevos pacientes, la dependencia señaló que los pacientes que tienen hemofilia sangran más tiempo cuando tienen una herida y pueden tener hemorragias espontáneas o posteriores a traumatismos leves (especialmente en las rodillas, tobillos y los codos).

Explicó que la hemofilia es una enfermedad hereditaria que se caracteriza por un defecto de la coagulación de la sangre debido a la falta de uno de los factores que intervienen en ella y que se manifiesta por una persistencia de las hemorragias, de tal manera que es un trastorno en el que la sangre no se coagula normalmente.

Información de la Federación Mundial de Hemofilia indican que la hemofilia es muy poco frecuente, ya que aproximadamente una de 10 mil personas nace con hemofilia A y una de 50 mil nace con hemofilia B.

Asimismo, más del 90 % de los casos se presenta en los varones y son muy raros en las mujeres; cerca del 30 % de los pacientes de esta enfermedad hemorrágica no tienen antecedentes familiares (alteración de novo) y el otro 70 % sí los tienen.

Refirió que según el Reporte sobre la Hemofilia en México de la Secretaría de Salud federal, cerca del 70 % de los niños con historia familiar son diagnosticados al nacimiento o después del primer episodio de sangrado.

Por eso, destacó la importancia de hacer la detección de la hemofilia en los niños, de preferencia antes de los dos años de edad –al empezar a caminar y a sufrir sangrados por caídas o traumatismos leves-, y cuando se sabe que la madre es portadora de un gen alterado o existe un antecedente familiar.

En este sentido, la Secretaría de Salud estatal agregó que de las 5 mil 221 personas diagnosticadas con algún tipo de hemofilia o Enfermedad de von Willebrand en México, alrededor del 70 % presentan algún grado de daño articular a causa del nulo o ineficiente tratamiento que han recibido por años.

Indicó que el 75 % de las personas con deficiencias de la coagulación en el país no cuentan con un tratamiento adecuado, lo que las predispone a sufrir lesiones articulares incapacitantes e incluso a poner en riesgo de morir a edades tempranas.



Colima, Col., a 16 de Abril de 2019